Aunque malicia oscurezca verdad, no la puede apagar.


Aunque malicia oscurezca verdad, no la puede apagar.
Afirma que la verdad siempre acaba por resplandecer, por mucho que la mentira trate de ocultarla.

Diccionario de dichos y refranes. 2000.